Fundido a negro

EL ADIÓSJorge Ley

Al final, la marcha por fascículos de la mayor estela que jamás habrá pisado el Camp Nou está aderezada por las mismas malas artes, campañas de desprestigio de siempre, y un olor a quemado que solo es posible explicar a partir del revanchismo de una corriente que no tiene respeto por sí misma, mucho menos por el club al que con tanta hipocresía dicen defender. El neonuñismo ha dejado a los aficionados del Barça sin club, sin señas de identidad, sin proyecto alguno y ahora, como consecuencia casi inevitable, sin la mayor figura que probablemente ha dado el fútbol jamás. Se cargaron el mejor equipo de la historia desde su concepción primitiva de las cosas y desde el desprecio abierto a los representantes que lo hacían posible. El paso lógico siguiente era ir por la cabeza de su martillo pilón. La temprana despedida de Messi no deja de ser la dolorosa consolidación del mayor proyecto de destrucción futbolística jamás visto. El culmen de una infamia a la que nadie puso alto. Ni un periodismo cabizbajo y servil, ni una oposición a la deriva. Ni unos socios adormecidos.

Por supuesto que la que es, y hay cada vez menos dudas, la peor junta directiva de la historia del FCB tenía que despedirse por todo lo alto: Alargando un mandato agónico desde el embrión que ha desquiciado al mayor activo y símbolo del barcelonismo de las últimas décadas. Al campeón de campeones. Al que es Maradona todos los días, en inigualable definición no sabemos si de Valdano o Segurola. En un proceso de desgaste inducido similar al que el primer Núñez utilizó para apartar a Johan. Está en su ADN enclenque y perdedor (A ver si lo comprendes, Arturo) y así lo han intentado desde que se arrastraron entre vendettas al poder. Desde que Rosell puso a circular una encuesta entre los socis preguntando por la venta del 10 y ahora que lo han empujado hasta la puerta.

Pueden preguntarse cuánto quieran acerca de las formas de Messi y sus modos. Bien está. Yo también pierdo el tiempo en asuntos que palidecen frente al fondo y su notable gravedad: Que Lionel Messi se va porque, a pesar de estar en un ecosistema muy propicio vital y profesionalmente, a pesar de estar en el club de su vida, los que mandan, y no los que cuentan que mandan, convirtieron el FC Barcelona en una institución que palidece frente a instituciones mediocres. Y porque, en su lista inacabable de estropicios morales, tuvieron la gracia de patrocinar un ejército de mercenarios de la red que buscaron aniquilar la reputación del que tantas veces les salvó el puesto. De él y su familia. Porque en su infinita inutilidad hay espacio de sobra para un odio que tienen que ir desalojando cada tanto como si fueran ollas a presión con patas. Lo que vemos hoy en esteroides, con cuentas creadas de la nada para amplificar el cuento de la Junta bondadosa frente al crack malagradecido, tuvo su origen en los bots de I3Ventures. Otro desvío de recursos negligente considerando las innumerables bocas capaces de arrastrarse totalmente gratis por esta gente.

El Barça y, sobre todo, sus aficionados en estado de negación y duelo no merecen el espectáculo lamentable de unos dirigentes que ni en estas circunstancias tienen la grandeza de apartarse. Otra cosa son los pobres anestesiados que los han aupado. Y que siguen encadenados a un entendimiento decadente y degenerativo de su club. Lionel Messi, que hasta hace nada los llevó a los cuernos de la luna, merecía irse bajo sus propias condiciones; abrazado por un Camp Nou repleto, con la panza mucho más llena (¡aún más!) de títulos y con la bandera del club ondeando a media asta por semanas y semanas o hasta que se acabara una resaca de despedida que bien debía durar una vida. Pero Messi es Messi por cosas que solo aspira a entender un lunático. Quizá allí, entre acciones de responsabilidad y mociones de censura, puede estar su última gran obra: En la salvación de un club moribundo al que una mayoría de socis han abandonado. Y han abandonado mientras tocaban la lira y el bartorosellismo incendiaba Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s