Una estrella fugaz

Hubo un tiempo en el que el FC Barcelona batallaba por hacerse un hueco en la clase media europea. Tiempos en los que clasificarse para la Champions era, de por sí, un éxito y que llegar a los cuartos de final era un logro. Tiempos en los que la máxima competición europea era una ilusión más que un objetivo. Tiempos en los que el Olympique de Lyon era el dios todopoderoso más que el rey destronado. Tiempos en los que Alexia era suplente, Patri todavía no dominaba y Aitana recién tenía sus primeros minutos con el primer equipo. Tiempos en los que el Atlético se llevaba las ligas y el Barça se conformaba con los subcampeonatos. Pero todo en la vida cambia, evoluciona y con ello deja atrás las sensaciones que un día fueron nuevas. Porque solemos normalizarlo todo hasta el punto de acostumbrarnos a lo que no es tan normal.

Recuerdo aquellos tiempos como si fuesen ayer. Y también recuerdo la primera vez que vi en directo al Olympique de Lyon. Eran unos cuartos de final de la Champions en 2018. El Barca había caído por 2-1 en Francia, pero el tanto de Patri Guijarro mantenía las esperanzas de las azulgranas para la vuelta. El día antes del partido, el OL se entrenaba en el Miniestadi y tanto Reynald Pedros (entonces técnico) como Ada Hegerberg atendían a los medios antes del partido. Ahí estaba Kheira Hamraoui, por aquel entonces en el mejor equipo de Europa. Aquel encuentro lo ganó el Lyon 0-1 con tanto fantasma de Le Sommer. Lo que no sabíamos aquel día es que los caminos de Kheira y el Barça se iban a cruzar para terminar escribiendo la más bella de las historias.

19 de junio de 2018. Kheira Hamraoui se convierte en el segundo fichaje del FC Barcelona, firmando hasta 2020. Después de la llegada de Lieke Martens un año antes, hablamos del fichaje más reconocible a nivel mediático y futbolístico del proyecto azulgrana. Hasta entonces cambiar Lyon por cualquier otro destino era perder, pero Hamraoui apostó por Barcelona cuando más complicado era. Se hizo con el centro del campo, marcó goles tan importantes como el de la ida de semifinales ante el Bayern de Múnich o el del Deportivo en los cuartos de final de la Copa de la Reina la temporada pasada y contribuyó a llevar al Barça al siguiente nivel. El triplete empezó en jugadoras como Kheira Hamraoui y eso va a quedar para siempre en los escritos históricos del club.

Todas las historias tienen su final y es complicado acertar con el cierre. Como ocurriese con Vicky Losada, hay tres futbolistas que no solo dominan el centro del campo del Barça, sino que son las mejores de Europa en su posición. Y cuando las damnificadas del nivel que dan las titulares son futbolistas que todavía tienen cuerda para rato, el dolor de no poder aportar en el campo es inmenso. Ya saben lo que dicen, que una retirada a tiempo es una victoria y en este caso será así. Con mucha probabilidad la francesa sea titular al equipo al que vaya y les ayudará a dar el salto que necesitan para competir en la élite europea. En el Estadi Johan Cruyff queda una huella marcada con el sello de Kheira Hamraoui. Quizás haya sido fugaz, pero no por ello merece menos reconocimiento. Se va una estrella que brilló para dejar paso a las que ahora han cogido el relevo. Adiós Kheira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s