Una carrera a medio camino

Rafael Alcántara do Nascimento, hermano menor de Thiago Alcántara do Nascimento y, hasta ahora, jugador del París Saint-Germain, suena para volver a LaLiga, en este caso vistiendo la txuri-urdin de la Real Sociedad donostiarra.

El menor de los Alcántara siempre estuvo a la sombra de su hermano mayor. Considerado por la opinión pública como el «hermano malo» de los dos, a pesar de que en el fútbol base destacaba como el que más, tuvo que salir de la disciplina blaugrana en varias ocasiones para tratar de demostrar su valía. Tras una cesión en el Celta de Vigo a las órdenes de Luis Enrique Martínez, y con la llegada del entrenador asturiano al banquillo del Barça, parecía que Rafinha había conseguido un sitio en la plantilla, formando parte de la plantilla que consiguió el segundo triplete en la historia de la entidad culé. Sin embargo, el camino en el fútbol profesional del hijo menor de Mazinho se torció por una grave entrada del entonces jugador de la AS Roma Radja Nainggolan, causándole la primera de las roturas de ligamento cruzado que el brasileño ha sufrido a lo largo de su carrera.

Tras volver progresivamente, participando en el equipo y llegando a ser capitán en un partido de Copa del Rey (1-1) frente al Hércules CF, volvió a sufrir una grave lesión en un partido de Liga del año 2017 frente al Granada CF, afectándole al menisco interno de la rodilla derecha. Tardó casi un año en volver a los terrenos de juego, siendo cedido al FC Inter de Milán en el verano de 2018.

El club italiano no hizo uso de la opción de compra y Rafinha volvió a un FC Barcelona en el que cada vez parecía que tenía menos sitio. Así las cosas, tras una temporada a las órdenes de Ernesto Valverde primero y de Quique Setién después, en la que tuvo bastante importancia, decidió cambiar Barcelona por París, en un movimiento que ya habían realizado antes Neymar Jr, Kays Ruiz o Xavi Simmons y que un año después seguiría Leo Messi. Sin embargo, tras un comienzo esperanzador en el que se sentía importante a las órdenes de Thomas Tüchel, la llegada al banquillo de Mauricio Pochettino le relegó a un papel mucho más testimonial.

Rafael (pues cambió el nombre de su camiseta cuando llegó a Francia) parece próximo ahora a una Real Sociedad en la que los talentosos zurdos triunfan últimamente, solo basta con ver los casos de Antoine Griezmann, Mikel Oyarzabal, Martin Ødegaard, Mikel Merino o David Silva.

Espero que Rafael se sienta de nuevo futbolista y despliegue todo el fútbol que lleva dentro en un conjunto amable con el balón y muy ofensivo, justo lo mejor para el futbolista de origen brasileño. El camino en el mundo del fútbol (como se puede ver en el documental Resiliência no ha sido fácil para el menor de los Alcántara, pero aún le quedan balas en la recámara para demostrar el gran futbolista que es.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s