El fichaje más caro de la historia sale por la puerta de atrás

Philippe Coutinho llegó al FC Barcelona a principios de enero de 2018, considerado por la directiva de aquel momento como el sucesor de Iniesta. Un jugador que, sin embargo, nunca había jugado con éxito como interior en un esquema de 1-4-3-3, sino que sus mejores minutos habían sido partiendo desde una banda (posición que, en aquel momento, ostentaba el mejor jugador de fútbol de la historia) o, directamente, justo por detrás del delantero, posición inexistente en el modelo de fútbol del club blaugrana.

El encaje del futbolista brasileño (que se había convertido en el fichaje más caro de la historia de la institución culé) fue complicada no solo por su posición en y rol en el campo, sino también por las varias lesiones que fue sufriendo. Tampoco demostró una inteligencia superior cuando, tras marcar un gol que no aportaba nada a la eliminatoria contra el Manchester United en la UEFA Champions League, se tapó los oídos mirando directamente a su propia grada. Era su segunda temporada en el equipo y ya empezaban a hacerse notar las tendencias que hablaban de que Coutinho nunca triunfaría vestido de blaugrana.

Tenían razón: los únicos momentos decentes del brasileño durante el contrato faraónico que le firmó Josep María Bartomeu fueron vestido con la camiseta del Bayern München FC, con quien conquistó la única Champions League que adorna su palmarés, marcando además dos goles en la humillación del Barça en Lisboa.

Es oficial ya la marcha del brasileño como cedido al Aston Villa, aunque por el momento se desconocen los porcentajes del sueldo que pagará cada equipo y el valor de la opción de compra que supuestamente tendrá el club inglés para hacerse con sus servicios de forma permanente.

Este acuerdo de cesión a un equipo que se encuentra 13º en la clasificación de la Premier League habla muy a las claras de la depreciación y del bajo rendimiento del brasileño, que ha necesitado el favor de su amigo Steven Gerrard (con quien coincidió en el Liverpool) para tener minutos de cara a poder disputar el Mundial de Qatar 2022, toda vez que en el Barcelona los Pedri, Gavi, Nico y Frenkie de Jong le habían superado como opciones en el centro del campo. Xavi ya había demostrado que no contaba con él.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s